“Las empresas no tienen problemas de tecnología, tienen problemas de negocio que suelen resolverse con tecnología”.

Llama mucho mi atención esta frase porque he vivido muchas experiencias alrededor de ella y me permito citar tan solo la más reciente.

Como negocio familiar se tomó el reto de atender la cafetería dentro de una oficina de gobierno.

El problema.

Nos enfrentabamos a reducir los costos sin demeritar la calidad del servicio y del producto. Un talón de Aquiles lo era atender las llamadas telefónicas que se realizaban de los distintos departamentos solicitando un servicio y tomar la orden o comanda. Contratar un empleado para que levantará pedidos telefónicos no era una solución por el poco margen de utilidad, atender las llamadas y tomar pedidos implicaba retrasos en la atención al cliente o comensal que estaba en la fila esperando ser atendido.

La solución.

Implementar un software para restaurantes de bajo costo y en línea que mediante una aplicación móvil o de escritorio permitiera seleccionar del menú lo deseado y que este pedido o comanda se imprimiera en la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *